Google+ Followers

martes, 2 de octubre de 2012

Armonizando hogar.


Hoy os traemos una idea de decoración que además de color nos puede aportar bienestar en un rincón de nuestro hogar. Se trata de una pintura en la que hemos representado un cristal de agua muy especial que ha estado en contacto con la palabra AMOR en hebreo, y ésta vibración ha hecho que se forme una geometría bellísima.
Por su forma, bien podía ser un mándala y podemos utilizarlo como armonizador de un espacio a nivel vibracional, para equilibrar con color o simplemente para añadir un toque de estilo a nuestro salón.
Este nosotros lo hemos pintado en tonos verdes, que recordemos tienen propiedades relajantes y nos aportan equilibrio, y violetas que nos pueden ayudar a profundizar en nuestra espiritualidad y conectarnos con nuestra parte divina.
Podemos hacerlos en cualquier color, las opciones son infinitas.