Google+ Followers

martes, 14 de febrero de 2012

Propiedades del color.




Seguimos viendo cositas del color, hoy toca dar unas pinceladas acerca de su fisiología. Algo importante antes de decidirnos por los que vamos a usar en nuestro hogar, ya que vamos a estar expuestos a ellos bastante tiempo.

ROJO: es un color estimulante que se asocia con la ambición y con los nuevos comienzos. Tiene propiedades anti anémicas, estimula el hígado, la vejiga y aporta dinamismo fuerza, en su parte positiva, en exceso puede provocar ira y agresividad. Es un color yang y contiene la energía del fuego y verano, acelera y activa la energía.
NARANJA: es un estimulante respiratorio que se asocia con energías más femeninas y sutiles. Es el color de la alegría y la felicidad y nos ayuda a alcanzar equilibrio a nivel mental y físico. Tiene propiedades beneficiosas para la salud a nivel respiratorio, es antiespasmódico y carminativo. Aunque en exceso puede provocar arrogancia.
AMARILLO: es el color más próximo a la luz solar irradia calor y alegría. Entre sus propiedades beneficiosas se le atribuye que es un buen estimulante motor, de asimilación, tónico nervioso, digestivo y antihelmíntico. El amarillo puede ayudarnos a apartar los pensamientos obsesivos, además es el color que simboliza el intelecto y no es adecuado para las personas que sufren desorden de personalidad. En exceso puede provocar distanciamiento emocional y mental.
VERDE: es un color relajante que tiene propiedades bactericidas y desintoxicantes, es antiséptico, favorece la musculatura y estimula la pituitaria. El verde proporciona sensación de equilibrio en todos los aspectos, aplaca las emociones y calma el estrés. Es un color muy beneficios en la casa ya que nos transporta a plena naturaleza.
AZUL: es un color frío y relajante y se dice que el de la inspiración, la paz y la tranquilidad. Estimula la vitalidad, calma las irritaciones y febrífugo. No es un color muy aconsejable en casos de depresión, pues se asocia a la tristeza. En su tono más intenso puede ayudar a despertar la intuición, aunque en exceso puede provocar letargo e introspección.
VIOLETA: es un color que tiene efectos psicológicos que puede ayudarnos a desarrollar la parte espiritual y ayudarnos a sentirnos unidos a nuestro ser divino. Estos efectos psicológicos incluyen el auto-respeto, la dignidad y la profundidad de sentimientos. Aumenta los leucocitos, estimula el bazo, depresor cardíaco y linfático, además de calmante general. En su aspecto negativo se asocia al abuso de poder.
MAGENTA: estimulante cardíaco, diurético y armonizador de las emociones. Ayuda a desprenderse de viejos esquemas mentales y liberarse de emociones que nos atan al pasado. Proyecta el amor incondicional y espiritual, es el color de dejarse ir.
Con éstas pautas podemos elegir qué colores nos convienen más, puesto que nosotros somos los que más nos conocemos y sabemos lo que nos conviene, aún así, el próximo día hablaremos de en qué estancias nos convienen más unos que otros.
Consultas en ecoideasdecoracion@gmail,com

No hay comentarios:

Publicar un comentario